TURISMO GASTRONÓMICO

El turismo gastronómico está basado en productos autóctonos y de la tierra. Traduce en la mesa la riqueza y diversidad del paisaje. Destacan las carnes, criadas de forma natural, de ternera y cordero.

También destacan los embutidos elaborados artesanalmente, así como los quesos, un valor único y seguro de la cocina aragonesa.

Así mismo, son importantes los productos de temporada, como la gran variedad de setas comestibles en otoño y la caza en invierno.

        

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto
Top